Selección: Comprar plóter de impresión o impresora de gran formato

Si hace poco que has empezado a pensar en comprar una impresora de gran formato para cubrir esos trabajos que requieren superficies mayores que el A4 tradicional seguro que ya te has descubierto el caos terminológico que hay. Hoy vamos a ayudarte a tener esos conceptos más claros y cuáles son los plóters más vendidos y con mejores opiniones por parte de sus usuarios.

¿Qué plotter de impresión comprar?

El papel lo aguanta todo, pero sin duda son esas valoraciones de los usuarios las que pueden ayudarnos a la hora de elegir cuál es la impresora de gran formato ideal para nuestra oficina.

Como anticipo te mostramos los plotters más vendidos en Amazon, uno de los proveedores online que acapara mayor número de ventas de este tipo de dispositivos. Además, si tienes dudas sobre qué es un plóter o una impresora de gran formato, más adelante te explicamos un poco más.

Antes de adentrarnos en nuestro análisis te diremos que todos los dispositivos analizados admiten impresiones tamaño A1 o superior. Pueden alimentarse mediante rollo de papel o por hojas sueltas, ajustándose a tus necesidades de cada momento. Como el sistema de impresión es de inyección de tinta podrás prescindir de una segunda impresora en el caso de que en tu empresa las impresiones sean ocasionales.

Todos ellos son plóters de impresión wifi, aunque siendo honestos, no debería ser una noticia en 2020.

¿Preparados? Vamos allá.

El plotter de impresión más barato: HP DesignJet T125

HP DesignJet T125 - Imagen: HP
HP DesignJet T125 – Imagen: HP

Comenzamos con uno de los modelos más asequibles del mercado. Este T125 de HP te permite incorporar en tu empresa la impresión de gran formato por menos de 700 euros.

Se clasifica dentro de la gama de 24″, lo que significa que podrás imprimir sobre formatos de papel de hasta 61 cm de ancho, lo cual no está nada mal. Estas medidas incluyen, por tanto, la impresión A1 (594 x 841 mm). Como diseñador te diré que más de 10 años en el negocio no recuerdo haber necesitado producir nada más ancho en papel. Son unas dimensiones bastante dignas.

En cuanto a velocidad, esta impresora nos ofrece hasta 60 impresiones A1 por hora, un poco más lenta que otros modelos de más alta gama. Hacer las cosas bien lleva su tiempo.

Podrás alimentarla con A4 y A3 desde su bandeja y con alimentación manual para formatos A2 y A1. Incluso mediante su rodillo de alimentación de papel con cortadora horizontal automática. No se recomienda el uso de papel de dimensiones inferiores al A4, que podrían quedarse atascadas en los rodillos de deslizamiento.

En cuanto a la calidad de impresión es capaz de producir hasta 1200 x 1200 dpi, asegurando buena visibilidad en líneas de 0,04 mm mínimo. Esto es más relevante para profesionales técnicos que requieran más precisión en sus planos.

A excepción de sus particularidades de resolución puede ser el plóter de impresión ideal en a la mayoría de los casos y especialmente en diseño, donde hay más distancia entre el lector y el papel.

El mejor plotter en calidad de impresión: HP DesignJet T525

HP DesignJet T525 - Imagen: HP
HP DesignJet T525 – Imagen: HP

Seguimos analizando nuestras mejores opciones de impresoras de gran formato HP. Esta marca fue la responsable del desarrollo de la primera impresora de inyección de tinta del mercado. Hoy sigue siendo líder de un mercado que abarca desde la impresión doméstica a la de imprenta, siempre con una calidad excepcional.

Uno de esos ejemplos donde la calidad es un atributo indiscutible es este plóter HP DesignJet T525 (muy similar al T520, ya descatalogado). Con una resolución de hasta 2400 x 1200 dpi dobla los valores de la T125. Esa precisión la hace capaz de imprimir con claridad líneas de hasta 0,02 mm.

Cuando HP comenzó a profundizar en el lenguaje de comunicación entre plóter y ordenador desarrolló el HP-GL/2. Su potencial reside en la posibilidad de interpretar de forma más clara, vibrante líneas menos visibles, sin un rasterizado tipo JPEG como el de la T125. El soporte HP-GL/2 está presente en aplicaciones como Autocad. Nos sonará menos a los diseñadores, pero será de consideración para profesionales de ámbitos más técnicos como la ingeniería o la arquitectura. Además de su nitidez este lenguaje contribuye a optimizar los tiempos de impresión, que en este equipo son de hasta 70 impresiones A1 por hora.

Al igual que en el caso anterior dispone de una bandeja de 24″ que nos permitirá lidiar con impresiones que van del A4 al A1, incluido el rollo de papel autoalimentado.

Si hay algo que salta a la vista en la HP T525 es que viene equipada de serie con un soporte que hará la funcionalidad doble de mueble y “bandeja” recogedora de trabajos. El coste aproximado de uno de estos dispositivos es de unos 200 euros que, sumado a las características anteriores, nos da un precio muy competitivo entorno a los 1100 euros.

El mejor plotter gran formato: HP DesignJet T730

HP DesignJet T730 – Imagen: HP

Para aquellos en otra liga valorarán las características de este Hammer de la impresión de gran formato que es el plóter de 36″ HP T730.

Con soporte para papel de hasta 91 cm de ancho (lo que incluye A0) tendrás la tentación de empapelar tu oficina. Y no sólo por dimensiones sino porque además de su magnífica resolución de 2.400 x 1.200 ppp, su procesador de 1Gb de RAM (igual que en la T525) y sus lenguajes de controlador, que incluyen TIFF y HP-GL/2, te prometen impresiones de una calidad brillante.

El tiempo es oro pero no debería ser un problema porque este plóter es capaz de producir 82 impresiones A1 por hora.

Viene acompañada de soporte y está recomendada para un uso profesional que abarca tanto profesionales técnicos que necesiten imprimir planos o mapas como de las artes gráficas y creativas que quieran emplearlo en mupis o cartelería de gran tamaño.

El plotter de los haters de HP: EPSON Surecolor T3100

Epson Surecolor T3100 - Imagen: Epson
Epson Surecolor T3100 – Imagen: Epson

Las opiniones son como los culos. Ya lo decía Clint Eastwood. Cada uno nos dejamos llevar por nuestra experiencia y aunque aquí tratamos de ser objetivos no podemos dejar de sentir cierta influencia de aquellas marcas con las que hemos vivido una buena experiencia. En impresionados hablamos mucho de impresoras HP (prometemos que no tenemos ningún acuerdo comercial con ellas). Pero también existen más marcas como Canon o EPSON que también han reservado su hueco para el mercado de impresoras de gran formato.

Y para ser justos en esta selección debe estar el plotter EPSON Surecolor T3100. Con una resolución de 2.400 x 1.200 ppp y lenguajes de controlador que incluyen el ya mencionado HP-GL/2 esta EPSON es una opción que merece estar en la lista.

En cuanto a velocidad no está nada mal. Sobre el papel nos ofrece imprimir un A1 en sólo 32 segundos. Su Gb de memoria RAM tiene mucho que ver en ello. Estamos satisfechos.

Como contrapartida no se incluye el soporte de la HP T525 y si debemos tener en cuenta todo en la ecuación es probable que por popularidad nos inclináramos más hacia el modelo de la californiana.

Plóter vs impresora de gran formato

Un plóter (del inglés plotter) es en esencia un dispositivo que se utiliza para imprimir planos, circuitos, mapas y trabajos de diseño de gran formato. Está muy vinculado a profesionales técnicos como arquitectos, ingenieros o diseñadores gráficos.

Hace unos años la producción de algunos formatos mediante la tecnología de inyección de tinta térmica (la de nuestra impresora de toda la vida) era muy costosa y la mayoría de profesionales acudía a negocios de reprografía a realizar este tipo de trabajos con una calidad envidiable, especialmente cuando hablamos de gráficos vectoriales (es decir, de línea como un plano).

Con el tiempo el coste de las impresoras se ha reducido notablemente y aquella tecnología empleada por los plóters de hace unas décadas se ha visto reemplazada por la inyección de tinta de nuestras impresoras pero con unas dimensiones más grandes. Es decir, que el plóter de antes es hoy una impresora con un espacio para papel bastante grande a la que los fabricantes prefieren denominar como “impresora de gran formato”.

La gran escala en impresión de inyección de tinta acerca a profesionales del diseño al plóter de impresión el complemento ideal.

Plóter de impresión y corte

Otra cuestión interesante es que cuando hablamos de «plóters» estos siempre vienen acompañados de un apellido. Encontramos: plóters de impresión, para aludir a esas impresoras de gran formato e las que hablamos hoy; plóters de corte, que se refieren a esos dispositivos provistos exclusivamente de una cuchilla que se utilizan en el corte vectorial de vinilo o papel; y plóters de sublimación, orientado al sector textil.

Si vienes del sector gráfico quizá estés buscando un dispositivo con capacidad para imprimir y cortar a la vez con formas personalizadas. Por desgracia, como todo no se puede hacer bien, necesitarás dos dispositivos diferentes para ese tipo de trabajos.

Una cuestión diferente es que, como las impresoras de gran formato se alimentan con papel en rollo, una vez completada la impresión será necesario hacer un corte. La mayoría de plóters pueden cortar el papel de forma longitudinal al final del área de impresión de forma automática.

Plóter de impresión en color, monocromáticos y tintas

Todavía nos encontramos algún negocio donde la impresión de gran formato se realiza sólo en blanco y negro. Hoy todas las impresoras de gran formato que se comercializan hoy realizan impresión a color. Esto significa que, al igual que las impresoras de inyección de tinta que tenemos en nuestra oficina o en nuestra casa, funcionan con cuatro cartuchos de tinta líquida, uno para cada color del espectro CMYK. Lógicamente nos encontramos ante cartuchos de mayor capacidad que los de dispositivos más pequeños.

Las impresoras de hoy tienen la capacidad de exprimir al máximo el consumo de tinta, aunque sus cifras dependerán de la calidad de acabado que elijas y la superficie de impresión. Así por ejemplo, imprimir planos con delgadas líneas tendrá un consumo mucho menor que el de un póster. Es una cuestión de densidad de tintas, no de dimensiones de papel. En cualquier caso, el sistema de inyección de tinta térmica será sin duda una gran opción para tus trabajos.

Gracias por leernos y ¡buena elección!

Sobre Eddy Waksman

Me formé como diseñador gráfico en la Escuela de Arte de Oviedo hace ya una década. Sesde entonces soy un apasionado de las cosas bien hechas, el papel, la tinta, y los sistemas de impresión. En realidad no me llamo Eddy y aunque desarrollo la mayor parte de mi trabajo en una Agencia de Marketing me apetecía mucho crear un blog como este.

Deja un comentario